Cursive” danza, inspirada en la caligrafía china (más específicamente la llamada Kuang
Chao, “cursiva” o “caligrafía silvestre o salvaje” mantiene una particular
coherencia estética donde se combinan a la perfección el movimiento, la
escenografía y el sonido.