Convencido del sentido espiritual de la vida Mondrian busco en la simpleza de su obra encontrar la esencia del espíritu humano. Conocedor del poder secreto de la geometría fue el primer pintor en la historia del arte en concebir su obra no como una imagen encerrada en un marco sino con toda la superficie del cuadro como imagen. Su obra se manifiesta como módulos extensibles hacia el infinito que continúan mas allá del soporte tratando de representar lo universal y lo infinito. Cuadros a veces sin marco, rítmicos y con un dinamismo dentro de la estabilidad expresaron una mirada  de las cosas en términos de energías o fuerzas opuestas que se complementan  en un dinamismo infinito, donde el proceso artístico tenía un carácter de búsqueda moral y espiritual