Todo el que trabaja con color, sea artista, diseñador, arquitecto, sabe que provocan un efecto en los demás, cada uno tiene su marca personal de combinaciones de colores, pero todos saben que el efecto en los demás podría ser universal.

Cada color puede producir efectos a veces contradictorios, por momentos actúa de una forma y luego de manera diferente. Un mismo verde se puede asociar a lo saludable y a veces también con lo venenoso. Esto sucede por que cada color esta rodeado de otros. El efecto entonces, lo provoca el color principal en compañía de otros que forman el “acorde de cromático”. En Alemania se realizó un experimento con 2000 personas de todo tipo de profesiones y los resultados pusieron de manifiesto que un acorde cromático se compone de aquellos que provocan un efecto particular, o impresiones semejantes. Por ejemplo a los colores asociados a la fidelidad se asocian los colores relacionados con la confianza. De esta manera se determino que tan importante como los colores aislados, son los colores asociados. Un rojo con amarillo o naranja no provoca la misma sensación que el rojo con el negro. Además los colores tienen significados y el efecto que provocan esta determinado por su contexto que determina el criterio con el cual decidimos si es agradable o no. Un color se valora diferente en un vestido que en las paredes de una habitación.

Los teóricos del color distinguen los primarios (rojo, azul y amarillo) los secundarios (verde, anaranjado y violeta) y las mezclas de ellos. Antiguamente se discutía si el negro y el blanco eran verdaderos colores y se ignoraba el plateado y dorado pero en un sentido psicológico, cada uno de estos colores, significa algo que no puede sustituirse por otro. El rosa nace del rojo pero sin embargo su efecto es distinto. El trasfondo psicológico o histórico permite muchas veces explicar el porque de las sensaciones que provocan estos acordes cromáticos.

Continuara…