Dirigida por Takeshi Kitano, con Takeshi Kitano, Kanako Higuchi, Kumiko Aso, Aya Enjôji, Masatô Ibu.

Aquiles y la tortuga esta dividida en tres partes en un proceso que va desde el arte ingenuo e infantil, que no teme pintar lo que ve según lo ve, la adolescencia y la formación  en un proceso constante de perdida de coraje pictórico hasta llegar a la vejez, desbastado por  la búsqueda incesante a la respuesta por el camino equivocado de ¿que es el arte?

Kitano ataca a todo el mundo del arte, galeristas críticos y artistas “de fama” desde una forma casi inocente y  mostrándolos en una serie de sketch propios de una comedia, sin dar ningún tipo de respuesta a la gran pregunta.

Sin embargo creo que con un gran humor negro Kitano responde a través de la génesis de este niño que con la perdida de sus padres también pierde la posibilidad de averiguar quien es. No puedo dejar de ver que  Machisu se aferra al sueño de ser pintor como única salida  a  las perdidas y circunstancias que lo obligan a buscar la aprobación de cualquiera  que se haga llamar un experto del arte.

Pero sin embargo creo que a través de la ironía y el fracaso, Kitano muestra una gran respuesta, nunca vamos a alcanzar a la tortuga, así que disfrutemos del camino y preguntémonos ¿Qué es para mí el arte y cual es el principio de mi necesidad?